Las mudanzas es uno de los momentos más importante en la vida de las personas, normalmente son para bien, como punto de partida significan un cambio y esto siempre provoca cierto nerviosismo en las personas. Es normal, vas a un sitio nuevo, con vecinos nuevos etc y esperas que todo vaya tan bien como antes, que irá, eso seguro. Para evitarse esos nervios de última hora, lo ideal es tener en cuenta estos pasos para preparar una mudanza.

 

Vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a llevar este proceso con mayor control y calma, recuerda que dejarlo todo para última hora nunca fue buena idea.

  • Podemos empezar con el papeleo, sí, siempre es un rollo, pero cuanto antes lo hagamos antes nos lo quitamos de encima. Nos referimos a llamar a las compañías de servicios como el teléfono, adsl, gas, luz…y notificarles el cambio de domicilio, que quede claro el día exacto que nos iremos de la vieja casa al nuevo hogar. En conclusión, dejar la última factura pagada, para que no haya problemas y un aviso del cambio de domiciliación.
  • Siguiendo con el tema del papeleo, no olvidéis notificárselo también al banco, para que cambie la dirección postal de vuestra correspondencia y lo haremos con todas las demás empresas o servicios que nos envíen correspondencia importante, por ejemplo, si estás suscrito a una revista y quieres que te siga llegando a tu buzón.
  • Después de esas primeras gestiones, empezamos a preparar la casa, nos referimos por ejemplo a vaciar los roperos y limpiarlos, intentad dejad la rompa limpia, de tal manera que cuando el servicio de mudanzas os lleve vuestras pertenencias, sólo haya que colgarlos en su nuevo armario.
  • Lo mismo ocurre con la nevera, es muy importante, primero vaciarla de alimentos para que no se estropeen y segundo descongelarla, y sí, ¡también es un buen momento para darla un repasito ¡y dejarla limpia!
  • No olvidéis dejaros la documentación “importante” a mano, tipo los carnets de conducir, dni, pasaportes, abonos transporte etc y un pequeño botiquín con medicamentos, no es que vaya a pasar nada, pero un simple dolor de cabeza se salva con una aspirina, si la tenéis a mano siempre es más cómodo que ponerse a rebuscar entre todas las cajas. ¡Ah! ¡Y tened controladas las llaves de la nueva casa!
  • Por último, sería bueno que antes del día de la mudanza os pasarais por la nueva casa y os presentéis a los vecinos, podéis informarles del día que os vais a mudar para que lo tengan en cuenta y dejen el espacio libre y sus coches no molesten a los profesionales del servicio de mudanzas, así todo será mucho más rápido y efectivo.

Siguiendo estos sencillos pasos para preparar una mudanza, los cambios son mucho más relajados, tened en cuenta que si ese día todo está OK, vosotros sólo tenéis que dar algunas indicaciones al servicio de mudanzas en Las Palmas y ellos se encargarán del resto.

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR