Pisos de nuda propiedad: 1º feria en España

  • Pisos de nuda propiedad: 1º feria en España

    Pisos de nuda propiedad: 1º feria en España

    Llega a Madrid la primera feria inmobiliaria de venta de pisos de nuda propiedad en España. Se va a celebrar este 25 y 26 de octubre de 2018 en el Palacio de Cibeles de Madrid. Pero, ¿qué son los pisos de nuda propiedad? ¿En qué consiste esta tendencia? La fórmula de la compra venta de pisos de nuda propiedad se ha incrementado un 300% en el 2018. Una tendencia al alza que se prevé que siga creciendo. Consiste en que el propietario vende su inmueble, pero sigue viviendo en él hasta su fallecimiento.

    Esta feria pretende ser la primera de muchas. En esta edición de lanzamiento hay más de 1.000 ofertas de pisos de nuda propiedad en todo el territorio español. Eduardo Molet, fundador de Red Expertos Inmobiliarios, es el organizador de este salón inmobiliario. “Se trata de una opción que no deja de ganar adeptos”, explica.

     

    ¿En qué consiste la compra-venta de pisos de nuda propiedad?

    Esta fórmula es sencilla. Cualquier propietario de una vivienda tiene el dominio de la misma. Es decir, tanto de la nuda propiedad como el usufructo vitalicio del inmueble. Por ello, si vende la nuda propiedad, pero no el usufructo, mantiene el derecho a permanecer en la vivienda hasta su fallecimiento. En ese momento, el comprador de la nuda propiedad logra el pleno dominio del inmueble.

     

    ¿Cuáles son las ventajas para el vendedor y el comprador?

    Eduardo Molet aboga por las numerosas ventajas existentes para ambas partes. Para el vendedor, la ventaja fundamental es que puede seguir haciendo uso de la propiedad hasta que fallezca. Además, recibe el dinero de la venta al momento y de una sola vez. Todo ello, quedará debidamente escriturado ante notario. Asimismo, los gastos que tendrá que asumir el vendedor en adelante serán los gastos corrientes del domicilio (agua, luz, comunidad…).

    En cambio, el comprador se beneficia de adquirir un inmueble a un valor muy por debajo del precio de la vivienda, y del mercado. El sector inmobiliario presenta una evolución alcista. Por este motivo, cuando el usufructo finalice, el comprador tendrá una propiedad revalorizada. Como inversor, el único gasto que tendrá que hacer en la vivienda será pagar el IBI.

     

    ¿Cuál es el perfil del vendedor de estas viviendas?

    Principalmente suelen ser personas mayores con edades que oscilan entre los 75 y los 80 años. Ellos quieren seguir viviendo en su casa, y tienen distintos perfiles económicos. Por ejemplo, cuentan con una pensión ajustada. O bien son personas de avanzada edad que quieren incrementar sus ingresos para vivir cómodamente y poder disfrutar de su tiempo libre. También mayores que quieren asegurar el bienestar de sus hijos.

    En definitiva, esta tendencia que ha ido adquiriendo fuerza en el país, es una buena fórmula para ambas partes. El vendedor podrá vivir en su casa y disponer del dinero suficiente para hacerlo cómodamente. Mientras que el comprador adquiere una propiedad muy por debajo del precio del mercado y que se revalorizará con los años.

     

    Fuente: El Mundo Financiero / La Gaceta

    Comments are closed.